Archivo de la categoría: Enrique Monterroza

TE FALLARÁN

Por Enrique Monterroza
(más…)

ALABANDO Y ADORANDO

por Enrique Monterroza

Enrique-Alabando-y-Adorando

Cuando los problemas parecen no tener solución, cuando todo a nuestro alrededor se pone en nuestra contra, cuando pareciera que el silencio de Dios frente a lo que estamos viviendo es ensordecedor, es allí cuando el alabar a Dios y adorarle cobra una gran importancia.

Y es que es fácil alabar a Dios en medio de la bendición, es fácil adorarlo en medio de las respuestas que necesitábamos, pero no lo es tanto en medio de la prueba, en medio de la tormenta o en medio del silencio prolongado. Lee el resto de esta entrada

OBSTÁCULOS EN EL CAMINO

 

Devocional-Obstaculos-en-el-caminoEn la vida nos encontraremos con un sinfín de obstáculos que querrán evitar que sigamos adelante en este camino de verdad. Los malos hábitos, los pensamientos destructivos, las malas decisiones y los tropiezos en diferentes áreas que tengamos van a querer evitar que lleguemos al final.

Lee el resto de esta entrada

La vida no se termina en la muerte

Devocional-La-vida-no-se-termina-en-la-muerte

A veces nos hemos preguntado: ¿Por qué Dios permite que pasen algunas situaciones difíciles de entender?, por ejemplo: ¿Por qué Dios permite que una madre muera en Lee el resto de esta entrada

Carta de un confundido

No sé en que momento llegue aquí, a este instante en donde me siento vacío, solitario, desesperado y confundido. No sé como dejé de pensar en Dios, no sé en que momento lo saqué de mi mente, no entiendo como me dejé llevar tan fácilmente.

Lo que antes para mi era prohibido Lee el resto de esta entrada

El gran amor de una madre

 rosasrojas

“Entonces la mujer de quien era el hijo vivo, habló al rey (porque sus entrañas se le conmovieron por su hijo), y dijo: ¡Ah, señor mío! dad a ésta el niño vivo, y no lo matéis. Mas la otra dijo: Ni a mí ni a ti; partidlo”1 Reyes 3:26

Era un episodio tenso que pondría a prueba la sabiduría de Salomón Lee el resto de esta entrada

VETE, Y NO PEQUES MÁS

por Enrique Monterroza

Vete y no peques más Enrique Monterroza

“Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra. Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más”.

Juan 8: 7-11

Parafraseemos un poco la historia, utilicemos nuestra imaginación para centrarnos en esta historia:

Quizá era una mujer que no encontraba en su marido el amor que esperaba o simplemente no valoraba su vida y se daba al libertinaje en Lee el resto de esta entrada

¿Dónde está el secreto?

por Enrique Monterroza

Enrique-Donde-esta-el-secreto

Desde muy pequeños escuchamos hablar de la historia fascinante de Sansón, aquel hombre con una fuerza sobrenatural que era capaz de matar con sus propias manos a un león o de derrotar a muchos soldados con una quijada de burro.

Por alguna razón la mayoría de nosotros al escuchar la historia de Sansón, Lee el resto de esta entrada

ATRAPADOS PUDIENDO ESCAPAR

 

Devocional Diario

Hay cosas que podemos dejar tan solo con la decisión de hacerlo. Hablo de que a veces estamos atados a ciertos comportamientos, personas, hábitos o vicios que pensamos que no podemos dejar pero que la realidad es que sí podemos. Lee el resto de esta entrada

El verdadero problema con la tentación

por Enrique Monterroza

Enrique-El-verdadero-problema-con-la-tentacion

A veces creemos que somos incapaces de decir NO al pecado constante o que tenemos un enorme problema para decir NO en el momento preciso.

¿Les ha pasado que a veces terminan diciendo SI a lo que con cabeza fría hubieran dicho NO?, y es que es obvio que cuando comenzamos a permitir que la tentación se apodere de nuestra atención, lo más fácil siempre será decir SI, aunque realmente quisiéramos decir NO. Lee el resto de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 56 seguidores

%d personas les gusta esto: