…nos hizo sentar en los lugares celestiales

Hoy traigo la misión de predicarnos (no está mal dicho, porque soy otro receptor del mensaje, tan humano y frágil como cualquier otro), sobre un tema que no pocos intentan contravenir, y que tiene diferentes facetas, aunque todas son importantes. Hablo del Descanso en Dios.

Descargar tu peso en Dios es bíblico, tanto que desde el inicio de la biblia, ya Dios deja señales claras al respecto. En la creación, llega Dios a su fin, dando vida a su última criatura, el hombre y justamente luego de crearles, Dios instituye el día del descanso, es decir, lo primero que hacen Adán y Eva es descansar. (Gén 1:27 – 2:3)  “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó…  …Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.” Ya no hay nada por hacer, Dios lo hizo todo, y nos invita a disfrutarlo.

En Efesios 2:6 dice: “y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,” ¿Lo notaron? Pablo habla en tiempo pasado, como algo ya hecho, consumado.

No hay entonces mas nada que hacer al respecto, y no estamos sacando un versículo de su contexto, los invito a leer el capítulo 2 completo, yo no fui capaz de encontrar ninguna contradicción al camino que va tomando el mensaje, pero cada uno debe comer de la Palabra, nadie puede alimentarse por nadie.

Repito, no estamos sacando un versículo de su contexto, por lo tanto, nos resucitó (el símbolo de ello, el bautismo) y nos hizo sentar, no hay duda alguna sobre lo que dice el versículo, pero más adelante, en el 2:8-9 dice: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” . no por obras, para que nadie se gloríe. Y si no por obras, entonces que debemos hacer por nosotros, descansar.

Esto no significa que no debemos predicar, por ejemplo, de lo que tenemos una orden bien clara, pero sí significa que el hacerlo no nos hace más merecedores de la salvación. Todo lo hizo Dios, en Jesús; todo está cumplido. Y si no, vamos a recordar el versículo Jn 19:30 “Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu”. 

Tampoco significa que, ya somos salvos y entonces podemos hacer cualquier clase de barbaridades, contraviniendo a Dios con nuestras acciones, vamos a recordar otro versículo bien importante acá, Luc_9:62  “Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.”

Está todo hecho, todo previsto, si cumplimos nuestro labor, sólo somos siervos fieles, que han recibido órdenes y las han cumplido. El siervo no cuestiona, no busca, ni intenta encontrar otras formas de hacer lo que ya está escrito. Creerse mejor por hacer esto o aquello, es soberbia. No dejamos de ser siervos y que por gracia de Dios, somos perdonados, el pueblo escogido.

Nuestras obras no agregan ni una milésima de bondad a nuestra condición. Es más, es peligroso el hacer obras en este sentido, o con esta finalidad, porque estas obras son de la carne, y todo lo que es de la carne, Dios lo aborrece, porque siempre se corrompe, siempre va acompañado del pecado, aunque sea subrepticiamente (a escondidas), con orgullo, soberbia, egoísmo, interés en lograr la aprobación de otros. Que común es caer en esto, y si lo hacemos y logramos, ya estamos pagos. Y si no lo hicimos en la carne, fue bajo el Espíritu, pero aceptamos el reconocimiento de otros, y no le dimos la gloria a Dios, también perdimos lo ganado porque permitimos que se corrompiera.

Nuestra carne no es capaz de producir algo bueno, si así fuera, ¿por qué tuvo Jesús que abandonar su estado divino para venir como siervo a ser humillado, vituperado, torturado, llevado a la muerte, derramando toda su sangre y luego resucitado por el Padre? Porque no había otra solución, no a partir de la carne. Seguimos siendo humanos, y para ir más allá, debemos permitir que el Consolador lo haga en nosotros.

Y vamos a errar muchas veces, porque nada es más fácil que regresar a nuestra naturaleza, porque comemos, respiramos, intercambiamos sentires, tocamos, olemos, vemos, oímos, gustamos, a través de ella. Es muy difícil, vivir fuera de esta naturaleza, porque estamos experimentando toda nuestra vida material, a través de ella.

Podemos vivir en el espíritu y, cualquiera de estas cosas nos regresa a la carne. Tenemos, cada uno, debilidades muy específicas, que nos hacen caer en pecado, quien por lascivia, por gula, por ira, soberbia, etc. cada uno de nosotros tiene su talón de Aquiles, su punto débil, pero justo ahí es la lucha, que no es nuestra, porque nosotros la tenemos perdida de antemano, pero del Espíritu en nosotros, para no permitirnos salir de la presencia de Dios, con todo lo que significa.

No te quepa duda, debemos descansar, y luego de haber comprendido, asimilado todo lo anterior, luego de negarnos a nosotros mismos, luego de haber aceptado que somos imperfectos, que debemos buscar el Espíritu para que Él haga en nosotros, hable por y para nosotros, sólo entonces, podremos, en el espíritu, avanzar, hacer según nos lo indique el Espíritu.

Predicad

Anuncios

Publicado el 25 septiembre, 2011 en Predicad y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. ¿faltaría el significado de: nos hizo sentar en los lugares celestiales? entiendo lo del descanso, pero…. grs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: