A PREDICAR!!!

Siento la necesidad de hablar de esta orden expresa. Sabemos que Mc 16:15 relata que justo antes de su ascensión a los cielos, nos lo ordena, porque es el versículo que da nombre a este blog. “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.” pero en el 16 le agrega la promesa de salvación al creyente “El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. Y en el 17 y 18 menciona las señales que acompañarán a los creyentes, de todos los tiempos, no hay límites. No dice en ningún lado que sólo para los apóstoles o para los primeros convertidos. 17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; 18 tomarán serpientes; y si bebieren cosa mortífera, no les dañará; sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán.

Y termina con la ascensión y la puesta de manos a la obra, de forma inmediata por los apóstoles. 19 “Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios. 20 Y ellos saliendo, predicaron en todas partes, obrando con ellos el Señor, y confirmando la palabra con señales que les seguían. Amén.”

Jesús habla concretamente sobre a quienes seguirán estas señales, no hasta cuando, que es una de las enseñanzas que como ya comenté arriba, algunos promueven diciendo  que estos poderes desaparecieron con los apóstoles, otros, aún se atreven a más, y agregan que ellos conocían “un mantra, o el nombre verdadero de Dios, o que sé yo que secreto…” (todas estas son enseñanzas que se oponen a la palabra , y que claramente está contravenida por esta palabra). Hay quien dice que “los versículos 9 a 20 forman parte del final largo del evangelio de Marcos y que es son un agregado”, esto se dice porque en algunos manuscritos aparece y en otros no, entonces anuncian que no es el estilo de Marcos, y que fueron agregados para darle un final más apropiado al evangelio de Marcos. Que poca fe, el Dios en quien yo creo (el que se muestra la Biblia), tiene el poder para evitar que esto sucediese, y también para que el mal se convirtiese para bien, y como para muestra con un botón basta, dice el refrán popular: Saulo, el peor azote para la Iglesia que comenzaba a ver la luz, es convertido en su herramienta más poderosa Hch 9:1-19.

El Dios en quien creo, les recuerdo, el que se muestra en la Biblia, es Omnipotente, Omnipresente, Omnisapiente, no tiene principio ni fin, es decir, no hay nada imposible para Él (hay que recordar sus incontables milagros, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento? ¿y voy a pensar que permitió que su Palabra nos llegara así? y si así fuere ¿que no tiene un plan? y ¿qué no pudo hacer nada al respecto y que soy yo quien debe hacerlo? Es mi Creador, Salvador y Consolador, mi Proveedor, tengo infinitas razones para confiar en Él.

Si voy a creer en su Palabra es en toda su Palabra, no soy quién para decidir que es bueno o que no, si me estorba para mantener mi enseñanza, entonces no va, y si me apoya entonces sí? O es todo, o es nada. Y recuerden 1Co 3:18-20 ” ¡Nadie se engañe! Si alguno entre vosotros se cree sabio según este mundo, hágase necio, para llegar a ser sabio; 19 pues la sabiduría de este mundo es necedad a los ojos de Dios. En efecto, dice la Escritura: – El que prende a los sabios en su propia astucia. – 20 Y también: – El Señor conoce cuán vanos son los pensamientos – de los sabios.”

Además todos recibimos el Espíritu Santo, el Inspirador de la Palabra (no es un don concedido a alguien en especial y ya), así que todos recibimos el discernimiento sobre ella, unos más que otros, hummm… sí, hay buenos siervos que reciben cinco talentos y ganan otros cinco; quienes reciben tres y ganan otros tres; y hay otros que reciben uno y no saben que hacer con él, sienten temor de usarlo indebidamente y perderlo, pero todos lo recibimos y dependerá de nuestra dedicación a Él, su manifestación en nuestra vida. Creo, así lo vemos en la Palabra, que luego de aceptar a Jesús como nuestro único Salvador, morir y renacer en Jesús, en el bautizo, somos morada del Espíritu Santo. Que podemos contristarle con nuestras acciones mundanas?, que lo ignoramos, y como el caballero que es, respeta nuestro libre albedrío y se hace a un lado, esperando que recapacitemos, nos arrepintamos y volvamos a entregarle el control de nuestra vida? Sí, sí y sí.

Es precisamente el Espíritu Santo, quien predica a través de nuestros labios, y nuestro compromiso es orar, pidiéndole su Luz, permitiendo que nos prepare a nosotros y luego, usar esa preparación o no en la prédica. Muchas, pero muchas veces, estarán convencidos de que la prédica irá por un camino, y no, tomará aquél que el Espíritu sabe que es el indicado, y siempre te sentirás ministrado, como otro de los oyentes, escuchando la enseñanza.

Predicar es una orden que encontramos varias veces, como en Mt 10:7-8, 27-28 Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca. 8 Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios. Gratis lo recibisteis; dadlo gratis.27 Lo que yo os digo en la oscuridad, decidlo vosotros a la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde los terrados. 28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna  además en Lc 9:2,60 ” y los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar.” 60 “Le respondió: Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú vete a anunciar el Reino de Dios.y por supuesto el conocido por nuestros lectores debido a ser la causa del nombre de nuestro blog Mc 16:15.

Claro que encontramos más, en Hch 5 por ejemplo, luego del pasaje de Ananías y Sáfira, su mujer, se desarrolla la historia de como los apóstoles, por ser reconocidos y respetados por las señales que hacían en el nombre de Jesús, fueron encarcelados, y el Ángel de Dios les libera y no les dice que huyan los envía a predicar en el templo “Id, presentaos en el Templo y decid al pueblo todo lo referente a esta Vida.” . No puede faltar Pablo, que ordena a Timoteo en su segunda carta “Proclama la Palabra, insiste a tiempo y a destiempo, reprende, amenaza, exhorta con toda paciencia y doctrina. ” 2 Tim 4:2

No hay dudas de la orden, entonces, ¿por qué albergarlas en nuestro corazón? A Predicar!!! Comienza por tu prójimo, quien más cerca está de tí, en el trabajo, el hogar, pero a predicar!!!

Anuncios

Publicado el 24 octubre, 2011 en Predicad y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: