¡COMO PONER AL DIABLO EN SU LUGAR!

Es trágico cuando las personas reciben a Jesús como su Salvador y después nunca tienen victoria en su vida en esta tierra. Jesús dio su vida en la cruz no sólo para que nosotros estemos apenas sobreviviendo o batallando en la vida hasta que lleguemos al cielo. ¡Él vino para que tengamos vida y la disfrutemos! (Lea Juan 10:10).

Por otro lado, el diablo quiere matar, robar y destruir. Ese es su único propósito. Es mentiroso, engañador, destructor, controlador, manipulador y acusador. Le quiere robar y no quiere que usted disfrute nada. Él es la fuente de maldad en este mundo.

El engaño le dio al diablo lugar en mi vida

Por muchos años asistí a la iglesia cada domingo y no me di cuenta que el diablo era el problema en mi vida. Leí sobre él en pasajes de la Biblia y sabía que tuvo unas cuantas discusiones con Jesús, pero no me daba cuenta que estaba afectando mi vida directamente. Como la mayoría de las personas, creía que mis problemas eran cosas de la vida y que tenía que batallar día tras día, esperando salir adelante.

Fui engañada. Estas son algunas de las mentiras que creí….

Yo creía que siempre iba a tener una vida de segunda clase porque mi padre había abusado de mí. Creía que siempre que cometía un error Dios estaba enojado conmigo y tenía que hacer algo para tratar de ganarme su gracia de nuevo. Creí que al no sentirme culpable era pecado y que era más “espiritual” sentirme mal acerca de mí misma siempre.

Era lamentable, parecía que nunca me iba a olvidar de mi pasado. No sabía nada acerca de la justicia, no tenía paz ni gozo y era difícil de sobrellevar. Asistía a la iglesia cada semana pero no estaba aprendiendo cómo vivir la vida cristiana. Mire, cuando creemos mentiras, éstas se vuelven nuestra realidad.

Cómo la verdad lo hará libre
Pero finalmente aprendí la verdad…

El diablo es real. Él está en contra de todo y de todos los que siguen la justicia, paz, amor, gozo, generosidad, compasión y bondad. Él se opone vehemente a nuestro progreso en cualquiera de estas áreas, al igual que a cualquier adelanto de crecimiento en nuestras vidas. Si bien, no tenemos que ponerle atención excesiva, sí necesitamos entender sus estrategias para poder vivir victoriosamente y no batallar todo el tiempo.

La Palabra de Dios es un arma poderosa que debemos utilizar para vencer al enemigo. Nos muestra quiénes somos en Cristo y que estamos peleando nuestras batallas desde una posición de victoria, no por la victoria. Lo que quiero decir con esto es que no tenemos que esforzarnos para recibir la victoria – ya la hemos obtenido en Cristo.

Aquí está una lista de escrituras que confirman esta verdad:
• Primera de Juan 4:4 dice: “…vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo”. Si Jesús es su Salvador, usted ya ha vencido al enemigo.
• Romanos 8:37 dice: “…somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó ”. Note que dice que somos más que vencedores – no que vamos a ser, o que podemos ser.
• Colosenses 1:13 nos dice que: “El cual nos ha liberado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo”.
• Lucas10:19 enseña que Dios nos ha dado: “potestad … sobre toda fuerza del enemigo”

Nuestra protección es la Palabra de Dios. Tenemos que saberla, amarla, obedecerla y usarla contra el enemigo cuando él viene en nuestra contra. De la misma manera que Jesús le respondió al diablo, hablando la Palabra de Dios (lea Lucas 4), necesitamos hablar la Palabra de Dios en voz alta en contra de las mentiras del enemigo. A medida que lo hace, ¡la verdad lo hará libre! (lea Juan 8:31, 32)

Le quiero animar a ser agresivo, no pasivo, en sus decisiones de vivir la vida cristiana. Cuando la gente no hace nada es cuando el enemigo toma control. Pero si nosotros escogemos aprender activamente la Palabra y somos determinados para confiar en la Verdad que nos trae, ¡seremos libres para vivir la vida victoriosa y abundante en Cristo!

Por Joyce Meyer

MINISTROS.org

Anuncios

Publicado el 8 enero, 2012 en Joyce Meyer, MINISTROS.ORG y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: