LA PESADILLA SIGUE, PERO… DESPERTARAS

Ahora si…


La tempestad ha arreciado con mayor fuerza…
Las nubes han ocultado totalmente el sol…
No hay ni un tan solo destello de esperanza en tu futuro…
Todo mundo se ha percatado del terrible calabozo en donde te encuentras, y que agrava aún más tu situación actual…
Todos te preguntan y te dicen: “¿Y dónde está tu Dios?”…    “Que venga ahora a salvarte”…
Esto es una amarga pesadilla de la cual quisieras despertar ahora…

Es una pesadilla que forma parte de tu realidad.
Has visto como de manera gradual y muy dolorosa, los diversos acontecimientos, te han venido despojando de todo aquello que representaba tu seguridad y tu bienestar. Nunca imaginaste que aun hasta aquellas cosas que siempre habían formado parte de ti, ahora ya no las tienes; y esto no se frena, sigue…
Esta pesadilla sigue…
La primera pregunta que ha surgido desde lo más profundo de tu interior es: “¿Dios mío donde estas?”…  Seguido de las siguientes expresiones: “Ya no soporto mas”…   “Sácame de la red en la que me encuentro”…  “Quiero despertar de esta pesadilla terrible”…
¡Vaya!
¡Como son las cosas!
Cuando habías decidido tomar en serio tu vida cristiana…
Cuando te habías propuesto avanzar sin mirar atrás…
Cuando te habías puesto bajo las órdenes incondicionales del Señor…
¿Y entonces,  qué está pasando?
Dios está “afinando” tu fe.
Dios está forjando tu carácter en todas sus áreas.
Es cierto, no comprendes nada de lo que pasa, pero si es necesario este proceso formativo.
Es necesario que lo comprendido en forma teórica, sea realmente vivido por ti.
Dios te ha sometido en un proceso formativo.
El apóstol Pedro escribió algo al respecto:
Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.
1 Pedro 5:10
Ahora estás en ese proceso…
Así que mucha paciencia.
Dios no dejara que las fieras te devoren.
Recuerda las palabras del salmista:
Muchas son las aflicciones del justo pero de todas le librara Jehová.
Salmo 34:19
Lee con atención las palabras que el Señor Jesús les advirtió a sus discípulos:
En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo.
Juan 16:33
Acuérdate que los apóstoles pasaron por muchas situaciones terribles en las que no veían ninguna salida, pero cuando ya todo estaba perdido, siempre venía la intervención poderosa de Dios.
Las tribulaciones son necesarias. Son el “gimnasio” de tu fe.
Así que, ánimo aunque haya dolor y soledad de por medio…
Lee estas palabras:
Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.
Hechos 14:22
No te quedarás a la mitad del camino.
Aprende a esperar en Dios aunque ahora todo esté totalmente perdido.
Sin duda que la obra que está haciendo en ti, es algo grande que será develada el día de Jesucristo.
Animo…
Sigue adelante…
Sigue cumpliendo la misión encomendada por Dios…
Estas en el proceso.
La pesadilla sigue, pero un día despertarás, y el panorama será totalmente diferente.
Así que, mucha fe y paciencia.
NO ESTAS A LA DERIVA.
Estando persuadidos de esto, que aquel que comenzó a hacer la Buena obra en vosotros, la terminara en el día de Jesucristo.
Filipenses 1:6
———————————–.
CORREO ELECTRONICO:
TWITTER:
———————————–.
Publicado por 
Anuncios

Publicado el 21 febrero, 2012 en José Alfredo Liévano y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: