PORQUE ES UN DIOS COHERENTE

Filipenses 1:6 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.

Es apasionante el ver como es que la palabra de Dios se cumple aun cuando no estamos conscientes de ello, el entender como la ley y la palabra de Dios aplican para el que las conoce y para el que no las conoce también, como Dios se demuestra Soberano sobre todo el Universo aun cuando hay quienes no se entienden bajo su poder y como no hay excepción para ninguno en la tierra para esto.

Hace unos días le hablaba acerca de que de aquello que abunda en nuestro corazón habla nuestra boca, y sabe, esto esta escrito y es un hecho ineludible, no importa que tanto querramos maquillar nuestras palabras, siempre saldrá a flote lo que hay en nuestro corazón.

Teniendo esto por entendido, me asombra ver a personas que hablan de Dios todo el tiempo, pero sus palabras son vacías, ya que ese Dios del que dicen hablar no habita verdaderamente en su corazón, lo cual me lleva a la siguiente pregunta: como es que Dios no esta en su corazón, si su boca habla todo el tiempo de Él?, que acaso la palabra no se cumple?.

La respuesta a esta pregunta es sencilla, no son sus palabras en si las que tienen significado, sino el sentido de las mismas, aunque hablan de Dios, no tienen fundamento, hablan de lo que sospechan que es Dios y si ponemos mucha atención a sus palabras, nos daremos cuenta que no hablan mas que de si mismas usando el pretexto de Dios.

Y no es que tenga yo autoridad para juzgar o criticar a ninguna de estas personas, por el contrario, pero he aprendido a amar a las personas por medio de escuchar sus palabras, por medio de descubrir lo que hay en sus corazones y por medio de tratar de ayudar a cada persona de acuerdo a su verdadera necesidad.

Todo esto se lo digo por lo siguiente, he escuchado a cientos y cientos de personas hablar de que Dios hizo tal cosa en su vida y se dicen en un proceso de parte de Dios o bien de personas que Dios les dio una instrucción específica o que simplemente permitió que algo por lo que estaban orando sucediera, y al poco tiempo, se encuentran en un proceso completamente distinto, Dios les dio una instrucción completamente opuesta a la anterior o permitió que hicieran algo totalmente diferente a lo que anteriormente había “permitido”, no se dan cuenta que las palabras que reflejan lo que hay en su corazón reflejan lo que verdaderamente hay en el, que a pesar de estar llenas de Dios, son completamente incoherentes con su palabra (la de Dios).

Una de las cosas que mas me gustan acerca de Dios es que es un Dios de orden, y esto lo demuestra desde el principio de su palabra, note como empieza por crear el universo y la tierra y lo primero que nota, es que la tierra esta en desorden y empieza por poner orden y crear a la naturaleza y los seres que la conforman y no sino hasta que todo esta en orden que crea al hombre, para que éste no tenga que ordenar nada, sino solo aprender a gobernar en el nombre de Dios la tierra que le ha sido entregada.

De la misma manera, cuando entramos en un proceso con Dios, éste comienza antes que otra cosa a poner orden en nuestra vida, antes de dar bendición, para que de esa manera podamos gobernar sobre nuestra vida y la bendición que nos ha sido dada, y no vaya a ser que la bendición nos gobierne a nosotros, que interesante no?

La cita de hoy habla de eso, habla de esa característica de Dios, de que una vez que decidamos entrar en ese proceso de Dios, Él no dejará de hacer su obra en nosotros, pero sabe, siempre la hará en un solo sentido, aquel que nos lleve a vida eterna y tenga una coherencia absoluta, ya que Él es un Dios coherente y un Dios de orden.

Por tanto le quiero invitar a lo siguiente, tome un tiempo y escuche sus palabras, tome nota de lo que habla acerca de Dios, descubra lo que hay en su corazón y permita que aquello que si viene de Dios crezca, la mejor señal de que viene de Dios es que es coherente a su palabra, solo de esa manera le será posible dejar de dar tumbos en una y otra dirección, y encontrar el verdadero propósito de Dios para su vida.

René Giesemann

DEVOCIONAL DIARIO

Anuncios

Publicado el 24 mayo, 2012 en René Giesemann. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: