EL ESPÍRITU Y SUS EFECTOS

Juan 14:26 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

Una de las cosas que más me emociona de tener una relación con Dios es que Dios en todo tiempo me demuestra quien es Él y como es que cada cosa que dice la Biblia es cierta.

La Biblia dice que Él es el Creador del Universo por tanto, todo le pertenece y toda su creación habla de Él aún sin intención.

El día de ayer hablaba con unos amigos de ello, vinieron a casa a ver una película y me preguntaban acerca del tipo de películas que me gustaban, a lo que respondí, me gustan aquellas películas en las que Dios me habla y por medio de las que aprendo más de Él, y en las que puedo ver su gloria manifiesta.

Se que muchos se imaginarán que ante este argumento, me refería a películas religiosas, pero no, todo lo contrario, es fascinante darse cuenta que Dios no deja de usar su creación para hablar de Él y manifestar su gloria y aún en la película mas sencilla, podemos ver reflejada su gloria, obvio, tenemos que conocer un poco de su palabra, ya que su gloria siempre es confirmada en la palabra de Dios.

El día de ayer vimos una película llamada “Sin límites”, que habla acerca de un hombre que es escritor y ha llegado al punto donde se ve como un vagabundo y casi vive como tal, ya que esta esperando le llegue la inspiración necesaria para escribir un libro, para el cual ya recibió un anticipo, a este punto ya no tiene dinero para pagar el alquiler, su novia lo deja, por estar cansada de ser ella quien lo sostiene moral, anímica y económicamente y pareciera que ya no ve salida, y camino a casa se encuentra con su ex-cuñado quien tenía fama de ser narcotraficante quien le invita un trago para ponerse al día con el.

En la charla su ex-cuñado le ofrece una pastilla, la cual es pequeña y transparente, y la cuál promete ser la solución a todos los problemas del protagonista de la película, ya que se trata de un medicamento el cual permite a los hombres a hacer el uso del 100% de su capacidad cerebral en vez de solo el 20% como normalmente hacemos.

El hombre decide tomar la pastilla y se da cuenta de su alcance, en solo unas horas escribe 3 capítulos de su libro y se da cuenta de todo el potencial que hay en el para vivir no solo una vida mejor, sino una gran vida.

El resto de la película trata de la relación del protagonista y las pastillas transparentes que toma, como en su emoción abusa de sus efectos, hasta que pierde el control sobre ellos y como poco a poco tiene que aprender a administrar las dosis que toma de esta pastilla, sus efectos y el alcance que puede tener con ella.

Desde la primera vez que vi esta película quedé fascinado, ya que si lo observamos muy detenidamente y buscamos en el corazón de Dios, podemos encontrar muchas similitudes con su palabra, ojo!, no estoy diciendo que esta película tenga que ver con la palabra, pero si de como si ponemos atención, podemos encontrar el mensaje de Dios en todo lo que nos rodea y esta película no es la excepción y se lo voy a explicar.

La Biblia nos habla que cuando Jesús vino a esta tierra, vino en calidad de hombre y no podía hacer mas de lo que usted y yo podemos hacer hoy en día, pero Jesús nos enseñó que había un Espíritu Santo que es el Espíritu de Dios y el cual puede poner poder en nuestras vidas, y no solo eso, sino sabiduría, paz y muchas otras cosas más.

Es decir, vivimos solo aprovechando o explotando solo una parte del potencial que hay en nosotros, pero no es hasta que entramos en contacto con el Espíritu Santo que tenemos acceso a ese potencial, tal como la pastilla de la película, el potencial está ahí en nosotros, pero dependemos de el Espíritu Santo para ver claro, es como cuando Job a pesar de ser un hijo predilecto de Dios al grado de éste presumir acerca de el con el Diablo, reconoce el efecto de Dios en el y dice: de oídos te conocía pero ahora mis ojos te ven.

El hombre de la película pasa por las mismas etapas que muchos pasan al ponerse en contacto con el Espíritu Santo, se engolosinan con el poder al cual tienen acceso y se olvidan de la fuente de ese poder, de manera que en poco tiempo hacen atrocidades abusando de esas nuevas facultades y ese nuevo entendimiento que tienen, hasta que sus acciones, los ponen en riesgo de muerte y se dan cuenta que el Espíritu Santo es celoso y no se lleva con las cosas del mundo, el hombre de la película empieza a abusar de su propio cuerpo, dejando de comer, abusando del alcohol, ya que se siente poderoso, pero el medicamento que toma le hace entender que para aprovecharle adecuadamente necesita solo depender de el y no de todo lo demás.

Jesús al venir a la tierra, solo vino con el objetivo de dejarnos instrucciones de como vivir adecuadamente una vez que Él se fuera y venciera a la muerte por nosotros y nos dejó al Espíritu Santo a quien llama consolador, es decir a quien nos liberará de penas en todo nuestro caminar, y en quien encontraremos el poder que necesitamos no solo para vivir bien, sino una vida gloriosa, ese Espíritu es uno celoso, que quiere que le demos oportunidad que nos gobierne y llene nuestra vida de favor, siempre y cuando le demos el único y mejor lugar en nuestras vidas, si así hacemos, viviremos al 100% de nuestro potencial, mientras veremos al resto de las personas batallando y viviendo solo con el 20% o menos según sus fuerzas.

Por René Giesemann

DEVOCIONAL DIARIO

Anuncios

Publicado el 17 junio, 2012 en René Giesemann. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: