Aunque la vida no te sonría

por Enrique Monterroza

“Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve”.

Malaquías 3:17

Hoy siento la necesidad de escribir lo que Dios está poniendo en mi corazón, y es que a veces Dios insiste tanto en algo específico que no hay quien se pueda resistir a lo que Él nos manda a hacer:

La vida quizá no te esta sonriendo, quisieras sonreír, pero lejos de sonreír tienes muchas ganas de llorar, la sonrisa se ha borrado de tu rostro, pareciera que fue raptada por las circunstancias que te han rodeado los últimos días.

Para ponerle la cereza al pastel de la amargura el enemigo ha enviado toda clase de pensamientos negativos que te quieren llevar a creer que no existes para Dios o que no se preocupa por tu actual estado. Pareciera que hay un tsunami de emociones en tu vida que lo único que hacen es abonar a que la vida te siga sin sonreír.

Tienes ganas de rendirte, lo piensas y lo sigues pensando, pensamientos de derrota, pensamientos de fracaso y de todo aquello que te hace creer que no eres merecedor o merecedora de la gracia de Dios vienen como un diluvio a tu mente.

Por un momento el enemigo sonríe, el si sonríe, y lo hace porque cada vez te ve más hundido, ve que te estás hundiendo poco a poco y ahora si casi está seguro que termino contigo.

Mientras tanto en el reino de los cielos hay una expectativa enorme, esperando a ver tus movimientos, esperando que hagas lo que desde un principio habías tenido que hacer, pero esta vez con diferencia, esa diferencia se llama: Disposición de Corazón.

Quemas tu último cartucho, te dices a ti mismo: “Si Dios no me habla hoy, entonces me rendiré, ¡Ya no puedo más!”, enciendes tu computadora, visitas este sitio, a lo mejor no estaba en tus planes, pero si en los del Señor y te encuentras con la siguiente frase:

“Yo nunca te he abandonado, ni lo haré, tú eres mi especial tesoro, tú eres la niña de mis ojos, la razón de enviar a mi único hijo a morir en esa cruz, Yo te he amado y te amaré siempre y no estoy dispuesto a soltarte, porque sé lo que tengo para ti”.

Es increíble, ¿Qué puedo decir?, ¿Qué excusa pondré?, ¿Qué le respondo?, mas Dios dice:

“No tienes que decirme nada, no tienes que excusarte, simplemente déjate que te abrace, te quiero abrazar, te quiero sentir junto a mí, no huyas de mi presencia, no huyas de los planes que tengo para ti, sólo déjate amar, simplemente, sonríe”.

De tu rostro quiere salir una sonrisa, esa que le demuestre que todo está bien, tus ojos se llenan de lágrimas y quieres demostrarle que sonríes, mas él te dice:

“No sabes cómo te amo, no sabes lo mucho que anhelo tenerte a mi lado siempre, por favor no te olvides de mí, Yo soy tu Paz, Yo soy tu Descanso y al que a mi viene nunca lo echaré fuera”.

¡Ay Dios!, ¿Qué puedo hacer?, Quiero pero no puedo, tengo el deseo de seguirlo intentando pero siempre pasa lo mismo. Más Él responde:

“¡Vamos! Déjame intentarlo, yo lo hare por ti, deposita tus fuerzas en mi, deposita toda tu vida en mí, yo lo hare, sólo confía”.

No necesitas decir nada, simplemente doblega tu voluntad y ríndela a Él, dedica un par de minutos a Él, cierra tus ojos y siente su presencia, no sigas leyendo, sólo cierra tus ojos y experiméntalo en este momento, ¡Vamos hazlo! Y luego de un momento sigues leyendo.

¡Qué lindo rostro tienes!, ¿Algo pasó verdad?, si Dios no se ha olvidado de ti, El siempre ha estado allí, sólo basta dedicarle unos minutos para sentir que SIEMPRE HA ESTADO A TU LADO.

Te vez diferente, el rostro te ha cambiado, quizá la vida en este momento no te sonríe, pero estoy seguro que Dios esta sonriendo de verte con más confianza, renovadas tus fuerzas y sobretodo, en medio de cualquier lágrima, con un rostro más alegre.

¡Sonríe, porque Dios se está sonriendo contigo!

Para www.enriquemonterroza.com

Anuncios

Publicado el 25 agosto, 2012 en Enrique Monterroza y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: