Un comentario no va a acabar conmigo

comentarios mensajes de animo

Un comentario no va a acabar conmigo es una afirmación para aquel desanimado que ha escuchado que no es bueno en cierta área, para quien ha sufrido las duras críticas de personas que no han visto el esfuerzo y entusiasmo con que hacen las cosas y para todos los que han vivido escuchando a gente negativa que ningún aporte de crecimiento tienen hacia ellos.

Comentarios positivos y negativos siempre vamos a escuchar, tal vez querremos evitar algunos, pero la mayoría de las veces es imposible, sin embargo, somos nosotros y nadie más que nosotros quienes decidimos si los creemos o no, si permitimos que nos causen daño, vengan de quien vengan.

Tal vez los comentarios que en los últimos días has recibido son todos de negatividad ante lo que haces, tu esfuerzo puede haber sido mucho, pero poco el valor que le dieron a lo que hiciste, y puede ser que las personas más cercanas a ti sean las que los hayan dicho, pero a pesar de lo que  has escuchado, eres TÚ quien toma la decisión de creerlos o no, de hacerlos parte de lo que piensas de ti mismo o simplemente ignorarlos y tomarlo solo como una crítica constructiva.

Algunas personas suelen ser duras al momento de dar una opinión sobre ciertas cosas, hay personas que no se dan cuenta de que lastiman con sus comentarios y hay otras que conscientemente critican y lanzan comentarios dolorosos, estos son dos tipos de personas que actúan como piedritas en el camino, o tal vez lleguen a ser motivos de tropiezo, mas nunca serán causa de tu caída, siempre y cuando tengas claros tus propósitos y los de Dios, tus motivos y los motivos que Dios tuvo para colocarte en el lugar o actividad que te encuentras.

Nadie puede tener mayor opinión que la que tiene Dios de ti, Él es el único que conoce tu vida de tal forma que  puede transformar en bendición toda acción y todo suceso, y  de una cosa puedes estar seguro: Puede que nadie vea tu esfuerzo, ni todo lo que has sufrido por tratar de hacer las cosas bien, pero ni las palabras más hirientes pueden terminar con el propósito que Dios ya ha trazado para ti.

A veces llega el momento en que se tiene que decidir entre lo que sabes que eres, y lo que la gente dice de ti, un comentario no puede acabar contigo, porque tu no dependes de ellos, tú no eres lo que los demás han dicho, sino lo que Dios ha hecho, y DIOS NO SE EQUIVOCA.

Cuando siento miedo, confío en ti, mi Dios, y te alabo por tus promesas; Confío en ti, mi Dios, y ya no siento miedo. ¡Nadie podrá hacerme daño jamás!

Salmos 56:3-4 (Traducción en Lenguaje Actual)

Autora: Maite Leija

Mensajes de Ánimo

 

Anuncios

Publicado el 13 junio, 2013 en Maite Leija, Mensajes de Ánimo y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: