COMPROMÉTETE CON CRISTO, AHORA

?

Todos los cristianos hemos sido llamados por Dios para que seamos portadores de la LUZ de Cristo con nuestras palabras y acciones.

Por eso, es prioritario que nuestro conocimiento sea respaldado por la conducta.

No tiene sentido llamarnos “cristianos” si limitamos nuestro cristianismo y lo escondemos dentro de las 4 paredes de un templo.

 

—————————————-.

Es necesario proyectar nuestro cristianismo.

—————————————-.

 

Nuestro Señor Jesucristo nos lo ordena:

“Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”.

 

Mateo 5:14-16.

 

 

El mundo que nos rodea se encuentra sumido en densas tinieblas como resultado de la desobediencia deliberada que en él se practica.

Los cristianos somos “candeleros” en la oscuridad; por esa razón, hemos de apartarnos de toda influencia que apague la “llama” de la que somos portadores.

 

Hemos de estar conscientes de la urgente necesidad espiritual de toda la humanidad, y al mismo tiempo de su desinterés por el mensaje del evangelio. Lo anterior se constituye en un doble reto para cada uno de los que nos llamamos “cristianos”

Somos puntos motivadores de referencia de la única verdad que es Cristo.

No hay duda que un estilo de vida basado en los principios bíblicos impacta y motiva a los demás a seguir el ejemplo.

 

—————————————-.

Corderos en medio de lobos.

—————————————-.

El entorno al que Dios nos envía es muy peligroso y difícil. Las huestes de maldad, comandadas por Satanás, buscaran por todos los medios obstaculizar la labor encomendada. Nuestro Señor Jesucristo nos lo advierte con claridad:

 

“Id; he aquí yo os envío como corderos en medio de lobos”.

Lucas 10:3

 

Que esto no nos desmotive, sino todo lo contrario, animarnos…

 

———————————-.

Dispuestos a trabajar para el Reino de Dios.

———————————-.

A pesar de nuestra inestabilidad en las diversas áreas de la vida, Dios nos ha tomado en cuenta para que seamos sus colaboradores cercanos en medio de los tiempos difíciles que vivimos ahora.

No reunimos méritos y además somos altamente incapaces, sin embargo él, desde toda la eternidad pensó en nosotros para ese propósito.

 

Lo único que hemos de hacer AHORA MISMO, es ponernos bajo las órdenes incondicionales de Dios. Del resto él se encargará…

 

———————————-.

¿Qué hace Dios cuando te pones bajo sus órdenes?

———————————-.

Te libra de todos los obstáculos internos y externos que te impiden cumplir con la obra encomendada.

 

Te da discernimiento espiritual para que sepas transmitir la enseñanza de su Palabra.

 

Te capacita con sus dones, que vienen a ser como las “herramientas espirituales” que pone en tus manos.

 

Te respalda en el desempeño de tu misión.

 

Te lleva justamente donde él tiene preparado tu “campo” de trabajo.

 

Te provee todos los recursos materiales que vas a necesitar para tal propósito.

 

Te defiende de todos los ataques satánicos en tu contra.

 

—————————————.

Comprométete con Cristo, AHORA.

————————————–.

 

 

José Alfredo Liévano

Twitter: @JAlfredoLievano

Blog  http://alfredolievano.blogspot.com

Anuncios

Publicado el 22 mayo, 2014 en José Alfredo Liévano y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: