CIERTAMENTE QUE DIOS NO SE EQUIVOCA

 
 
A lo largo de tu trayecto por la vida, necesitas dar pasos acertados para que tu rumbo no pierda la dirección correcta; en el pasado, por haberte equivocado, comprobaste por medio de situaciones dolorosas lo que implica vivir fuera de la voluntad de Dios. ¡Y como lloraste!
 
————————————.
Has entendido que necesitas dar “un paso a la vez”.

————————————.
No se trata de darlo de acuerdo a tus criterios o a tus sentimientos, sino de acuerdo a los criterios de Dios, por esa razón necesitas la lámpara que te guiará por el camino correcto.
Dios no se equivoca, y él te dará la ruta correcta aunque no la entiendas y no veas nada por delante.
 
“Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”.
Salmo 119:105.
 
Ese paso acertado debes darlo siempre bajo los parámetros que la Palabra de Dios te ha dejado. Es tu brújula, es tu mapa; por eso necesitas estar siempre reflexionando en su contenido. ¡Es vital que lo hagas!
Da un paso a la vez y encontrarás la puerta abierta, pero necesitas ir despacio para encontrarla, aunque ahora nada veas.
 
Da un paso a la vez…  
No intentes correr…
Paciencia…
 
————————————.
Para dar el siguiente paso…
————————————.
Necesitas convicciones firmes en la Palabra de Dios…
 Necesitas sabiduría para que sepas como proceder…
 Necesitas valor para rechazar todo “espejismo” que encuentres a tu paso…
 Necesitas fuerza para avanzar aunque los vientos se te vengan en contra…
 
NECESITAS DE DIOS…
 
————————————.
¡Cuidado con los espejismos!
————————————.
Es lógico que a lo largo del trayecto se te presenten “espejismos” que justifiques o que te hagan creer que vienen de Dios y te dejes llevar por ellos. Es posible que para algunos de ustedes esta reflexión sea una llamada de alerta.  
 
No menosprecies la advertencia que Dios te da ahora…
Fíjate bien, y no corras; es mejor que te detengas antes y no tengas que enfrentar consecuencias que lamentar.
Ya suficiente lo que lloraste en el pasado…   
¡Ya suficiente!
No corras, detente, y comienza a dar un paso a la vez para que logres diferenciar con claridad lo ilusorio y lo real. Lee bien: “Lo ilusorio y lo real”
 
“¡No corras!
Cuando das un paso a la vez bajo la dirección de Dios, distingues los detalles que hay a tu alrededor y así eres capaz de tomar decisiones adecuadas a su voluntad.
Avanza por la senda que Dios te ha trazado, y a medida que avances encontrarás lo que él ha preparado para ti.
Te invito a que ores con la siguiente canción. (Atención a la letra) http://www.youtube.com/watch?v=yqMA20spd-0
 
 
———————————-.
Ciertamente que Dios NO se equivoca.
———————————-.
 
 
José Alfredo Liévano
Twitter: @JAlfredoLievano
Blog  http://alfredolievano.blogspot.com
Anuncios

Publicado el 1 junio, 2014 en José Alfredo Liévano y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Dios nunca me ha abandonado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: