OBRAS?

ubdavid.org

Jn 17:23 “yo en ellos y tú en mí. Así alcanzarán la perfección en la unidad, y el mundo conocerá que tú me has enviado y que yo los he amado a ellos como tú me amas a mí.”

Jn 14:20 “Aquel día comprenderán que yo estoy en mi Padre y ustedes están en mí y yo en ustedes.”

Gal 2:20 y ahora no vivo yo, es Cristo quien vive en mí. Todo lo que vivo en lo humano lo vivo con la fe en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mí.

 

Estos tres versículos develan el verdadero deseo de Dios. No se trata tan sólo de hacernos libres de pecado y por tanto merecedores, por Su gracia y misericordia, de Su perdón. Se trata de recibir el Espíritu Santo, que Jesús viva en nosotros y nosotros en Él, y que ello permita que nuestra actitud en la vida sea un testimonio.

Ojo, no estoy diciendo que debemos hacer obras para lograr algo, no. Quedó claro hace mucho, eso creo, que las obras no nos hacen aceptos ante Dios, que no somos mejores o peores por ellas. (Ro 3:20 ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado. Gal 2:16 sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado. )

De hecho, las obras de la carne son repudiadas por Dios. Cuando no son malas, es decir, pecados evidentes, son aparentemente buenas, pecados ocultos, Ej.: Dar ofrendas asegurándome de que me vean y se vea de cuanto fue; orar a la vista de todos, como hacían los fariseos, a fin de ser vistos en ello y cosas así por el estilo, son obras, no son “malas”, aparentemente, pero están destinadas a alimentar nuestro ego, no las hacemos por amor a Dios, para Su honor y gloria, sino porque nos gusta que nos digan lo “bueno” que somos, que sea del conocimiento de todos, si es posible. También es probable que detrás de ellas, oculto esté algún interés distinto a Dios o al prójimo, es decir, son “buenas” malas obras.

Pero, veamos estos versículos: Stg 2:14, 17 y 18  Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?  Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.

Atención, que no hay motivo de confusión, Santiago habla de obras diferentes. Veamos. Si tenemos fe y creemos en Jesucristo como nuestro único y posible Salvador, creemos en que murió en la cruz, por nosotros, sí, pero también por todos, absolutamente todos, para el perdón de los pecados del mundo, incluyendo los nuestros, claro, que bajó a los infiernos, resucitó, y luego subió a los cielos donde está sentado a la derecha de Dios Padre. Pudimos, pero no podemos ser ladrones, mentirosos, lascivos, fornicadores, asesinos, idólatras (de cualquiera de los ídolos de este mundo, que permitimos que sustituyan a Dios en nuestra lista de prioridades, como por ejemplo, el más común, el dinero,), todas estas cosas y muchísimas otras más, hechas por todos, sin escalas de gravedad humanas, sólo son eso, pecados, todos ofensas a Dios, que fueron las causantes del dolor de Jesucristo. Es como si Le tuviésemos delante y con saña le causáramos dolor. Nuestro espíritu no va a caminar en ese sentido de nuevo.  Podemos caer, pero nos arrepentimos, levantamos y continuamos, no viviremos en el pecado de nuevo.

Así como digo una cosa, digo la que sigue. No debemos caer en el planteamiento inicial, hacer obras por nosotros mismos, porque si, repito, tenemos la fe y creemos en Jesucristo como nuestro único y posible Salvador, (Rom 10:9  que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.) que como nos ofreció (Jn 14:16-18  Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.), entonces, hemos recibido el Espíritu Santo y por tanto Jesucristo está en nosotros y nosotros en Él, estamos viviendo la Verdad por lo que vamos a separarnos, en el espíritu, de todas esas acciones.

Y si actuamos desde nuestro espíritu, aun así corremos peligro. Me explico: Cuando compartimos un mensaje, o nos preocupamos realmente por la situación de una familia, etc, no faltará el despistado que, sin saberlo o no, es usado por el enemigo y nos diga algo como, “Hermoso mensaje, realmente denso y profundo…” o, “No sabía de su generosidad…” Atentos, si nos sucede (que nos va a suceder), no permitamos que nos arrebate nuestro laurel, nuestro fruto, todo lo que toca la carne, la mía en relación a mi, la tuya en relación a ti, etc., es decir que nuestro ego acepta disfrutar del hecho y ya, contaminado es. Escuchemos al Espíritu, no caigamos en la tentación. Estemos preparados. El enemigo es astuto, nunca viene de frente, conoce la Palabra, la fragilidad del ser humano y tiene milenios de práctica.

Desafortunadamente, no vamos a dejar de pecar, recuerden a Pablo en Romanos 7:15, 16 y 20  “Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago. Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena.  Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí.”  Si, la carne seguirá siendo nuestro talón de Aquiles, pero nuestro accionar será diferente, estaremos movidos por el espíritu.

Aleluya.

Más sobre el tema: CARNE Y ESPÍRITU

Predicad

Imagen: ubdavid.org

Anuncios

Publicado el 10 agosto, 2014 en Autores y colaboradores, Predicad y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: