CONSTRUYE SU FUTURO

CVC La Voz
 
Hoy en día los jóvenes tienen el gran reto de seguir un buen camino pese al ataque que reciben con mensajes que los confunden y los llevan a tomar decisiones equivocadas; pero la responsabilidad está en las manos de los padres.

Lamentablemente hay padres que no están asumiendo el compromiso de preparar a sus hijos para afrontar los retos de la vida; pues optan por

dejar este cargo a los maestros en la escuela, a la televisión, al internet y a las amistades de sus hijos. ¿No es mejor que tu hijo te consulte a ti acerca de las dudas que tiene que otra persona desconocida?

Al leer el libro “Cómo Criar hijos Felices y Obedientes” de Roy Lessin, me llamó mucho la atención lo siguiente: “El amor, la disciplina, la enseñanza y el ejemplo, todos en conjunto, componen el tipo de educación que necesitan los hijos. Cada uno de los cuatro aspectos tiene que estar en equilibrio. El amor sin disciplina produce hijos consentidos. La disciplina sin amor produce el desánimo y un corazón quebrantado en los hijos. La enseñanza sin ejemplo produce amargura y resentimiento. El ejemplo sin la enseñanza produce hijos inestables e inseguros.”
Dios encomendó primeramente a los padres que sean obedientes a su palabra: “Por lo tanto, asegúrate de obedecer cada uno de los mandatos que te entrego hoy, a fin de que tengas fuerzas para tomar la tierra donde estás a punto de entrar” Deuteronomio 11:8 NTV.
Posteriormente indicó que debía ser transmitida a los hijos: “Por lo tanto, comprométete de todo corazón a cumplir estas palabras que te doy. Átalas a tus manos y llévalas sobre la frente para recordarlas. Enséñalas a tus hijos. Habla de ellas en tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Escríbelas en los marcos de la entrada de tu casa y sobre las puertas de la ciudad para que, mientras el cielo esté sobre la tierra, tú y tus hijos prosperen en la tierra que el Señor juró dar a tus antepasados.” Deuteronomio 11: 18-21 NTV Así que papás esfuércense para vivir la Palabra de Dios para que sus hijos también los sigan.
Todo padre quiere lo mejor para sus hijos, y no sólo se trata de lo material sino lo más importante es dejarles valores firmes, principios que ayuden a los hijos a tomar buenas decisiones en la vida, así tus hijos tendrán un mejor futuro.
Inspira a tu hijo a seguir los caminos de Dios para que no se pierdan en esta sociedad que cada vez está peor.  
 Soraida Fuentes

 CVCLAVOZ

Anuncios

Publicado el 4 septiembre, 2014 en CVC La Voz y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: