SI…, ES POSIBLE ESCUCHAR A DIOS…

escuchar-orando-a-dios-7_1Cada vez que dedicas tiempo para reflexionar en la Palabra de Dios, escuchas su voz; de ahí que es vital dedicar un tiempo diario para hacerlo. Es necesario invertir tiempos a solas con Dios, de preferencia en la madrugada, cuando reina el silencio del mundo y se está libre de todo afán. Vale la pena levantarse antes de lo usual para dedicar este valioso tiempo.
¿Qué ventajas obtienes?

Al reflexionar en la Palabra de Dios adquieres convicciones firmes en su contenido, discernimiento para aplicarla a los acontecimientos presentes y sabiduría para proceder en cada circunstancia de la vida.

“La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; el testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.
Salmo 19:7

“La exposición de tus palabras alumbra;
hace entender a los simples.”
Salmo 119:130

Al reflexionar en la Palabra de Dios descubres que no hay deleite sobre la tierra que le supere, ya que tus emociones son sanadas y revitalizadas con su poder. Nada más agradable y delicioso que exponerse a la Palabra de Dios.

“Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; el precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.”
Salmo 19:8

“Me he gozado en el camino de tus testimonios
más que de toda riqueza.”
Salmo 119:14

Al reflexionar en la Palabra de Dios experimentas el deseo intenso de vivir de acuerdo a sus lineamientos. Tu voluntad siente impulsada a hacerlo de manera espontánea y natural. No ves la obediencia y el servicio a Dios como una obligación gravosa, sino como una necesidad que nace desde lo más profundo de tu ser.

“En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti.”
Salmo 119:11

“Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.”
1 Juan 5:3

Al reflexionar en la Palabra de Dios experimentas su fuerza vital y eficacia en todas las áreas de tu vida produciendo cambios profundos en tu mente, emociones y deseos.

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.”
Hebreos 4:12

————————.
Que el punto prioritario en tu apretada agenda sea el de reflexionar en la Palabra de Dios en un clima de oración.
No hay excusas para decir que no tienes tiempo.

Escuchas la voz de Dios al reflexionar en su palabra, y percibes su eco en medio de los acontecimientos.
¡Compruébalo!

—————————-
José Alfredo Liévano
Blog. http://alfredolievano.blogspot.com
Twitter. @JAlfredoLievano

Anuncios

Publicado el 22 enero, 2015 en alfredolievano.blogspot, José Alfredo Liévano y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: