DIOS HA HABLADO…

El poder y la soberanía de Dios hacen que su revelación escrita llegue intacta hasta nuestros días sin margen de error o engaño. Su Palabra tiene la garantía de ser fiel, veraz y oportuna. “Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?” Números 23:19.

Al hacer un estudioprofundo del Antiguo Testamento, vamos descubriendo en muchísimos textos como se habla veladamente por medio de hechos, símbolos, tipos y profecías sobre un Redentor y su sacrificio a favor de la humanidad. “Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan”. Hebreos 10:1. Ya en el Nuevo Testamento el velo se descorre para mostrarnos su cumplimiento completo en la persona y en la obra de nuestro Señor Jesucristo, quien a la vez lo aclara todo con su enseñanza. “Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día” Lucas 24:44-46.

En la actualidad, El Señor Jesucristo nos aclara el contenido de la revelación bíblica por medio de la acción sobrenatural del Espíritu Santo sobre nuestro entendimiento. “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho”. Juan 14:26. Su contenido supera toda explicación racional, por lo que es necesario despojarnos de toda estructura lógica y creer con la fe sencilla de los niños; entender las verdades absolutas bajo su óptica. “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.” 1 Corintios 2:14.

Tenemos en nuestras manos el preciado tesoro de la Palabra de Dios; y a medida que nos sumerjamos en su estudio y reflexión guiada por el Espíritu Santo, obtendremos la certeza de su verdad y escucharemos con claridad su voz en lo más profundo de nuestro interior. “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.” Hebreos 4:12.

Ciertamente…
Dios ha hablado.

“A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.”
Juan 1:18

BLOG
http://alfredolievano.blogspot.com

TWITTER.
@JAlfredoLievano

Publicado el 10 febrero, 2016 en alfredolievano.blogspot, José Alfredo Liévano y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: