12 RAZONES POR LAS CUALES DIOS PERMITE EL SUFRIMIENTO

Todos deberían de viajar una vez al año en avión hacia su casa viendo la puesta del sol.

Eso fue lo que yo hice hoy y fue asombroso. Nunca me percaté que al volar tan solo 10 minutos hacia el sur de la ciudad de Chicago encontraría cantidades de graneros rojos y campo abierto por todos lados. Las carreteras que circulan a las afueras de la ciudad se conectan como cordones y los negocios, tiendas y casas se ven espectaculares cuando la luz del sol los acaricia al ponerse.

Sin embargo nuestro descenso comenzó y al arribar al aeropuerto O’Hare nuestra perspectiva se torno horizontal nuevamente haciéndonos parte de la escena en lugar de admiradores de la misma.

Tener una perspectiva horizontal es parte integral del ser humano, y muy seguido esta perspectiva limitada nos hace creer que “el ahora” es todo lo que hay y que el escenario que vemos es todo lo que podremos ver o conformar.

Por supuesto que sabemos que las cosas no son así, no obstantes muchas veces eso es lo que sentimos.

A mil pies de altura, podemos ver las cosas de otra perspectiva, hay más elementos, la vista es panorámica y podemos ver como todos los caminos se entrelazan con ríos, campos y rayos del sol.

El reto es ver todo desde abajo, es aquí donde necesitamos tener fe puesto que hablando de perspectivas horizontales, la vida se hace muy difícil y unidimensional.

Lo que necesitamos es una perspectiva vertical cuando estamos esperando una oportunidad que cambie nuestras vidas. Necesitamos una garantía de que podamos ver la meta o la recta final cuando pasemos por dificultades desastrosas. Necesitamos fe en un Dios soberano cuando se nos ha dado un periodo de sufrimiento.

Un amigo muy querido me dijo hoy que su doctor le dijo que era necesario que fuera más prudente con sus acciones. Lo mas seguro es que dentro de unos meses la perspectiva horizontal de Ben se tornará vertical.

Aun el día de hoy él sigue viendo las cosas de manera diferente.

Ben escribió una carta a sus amigos y familia diciendo: “Voy a rendirme a la voluntad de Dios aun a pesar de no saber por qué Él me ha permitido pasar por esto y no entender lo que está haciendo. Me voy a humillar ante Él y creer en su propósito que algún dia entenderé. Me rehúso a ser amargado y aun así pelearé contra el cáncer. Con todo lo que tengo, pelearé. Pero al final del dia, mi vida está en las manos de Dios y me doy cuenta que el final de esta batalla puede ser un portal de esta vida hacia la próxima.”

Como mi amigo lo demuestra tan valerosamente, cuando conscientemente nosotros nos ponemos en las manos del Dios y caminamos hacia donde sea que Él nos lleve por cualquier razón que Él tenga entonces estaremos caminando por fe y no por vista. Entonces podremos creer que la eternidad confirmará la sabiduría de Dios y su bondad a pesar de no poder verla ahora desde nuestra perspectiva horizontal. Esto es aceptar y adoptar la soberanía de Dios en todos los niveles de nuestra vida. Cuando caminamos en sus caminos preparamos nuestras vidas para una alegría tan inmensa que muy pocos puede verdaderamente experimentarla.

La soberanía de Dios quiere decir que Dios ve el final desde el principio y todo lo que suceda entre esos dos puntos. Él ve los caminos de nuestra vida desde las altas cumbres, hasta los valles más profundos, su mano dirige el caudal de los ríos y pinta los colores y las sombras del camino. Él está en control.

La situación difícil por la que atraviesas el dia de hoy. Dios ya ha determinado dónde terminará.

La relación dolorosa que ha herido y apartado tu corazón de Él, ya tiene camino y boleto para tu regreso.

Tu carrera profesional que está amurallada, desde la perspectiva de Dios es solo una redirección hacia la siguiente escena.

Puede que no lo veas ahora, pero Dios está trabajando y moldeando su carácter en ti de una manera que no podrías creer aún si lo pudieras ver.

Voy a suponer que así como yo, tú nunca anticipaste que la vida se tornara tan difícil, pero cada paso del camino está supervisado y aprobado por Dios. Por lo que me gustaría alentarnos, a tí y a mí, a tener una fe que sea ciega, que aunque parezca que hay momentos en los que estamos caminando sin luz, confiemos en que Dios lo ve todo por nosotros.

Si pudiéramos observar nuestra vida desde mil pies de altura, nos daríamos cuenta que Dios es el núcleo de nuestra historia sin estar confinado a nuestros márgenes. No está en las afueras esperando a que le llamemos cuando tengamos una emergencia. Él está trabajando en un plan que nos dejará completamente asombrados y perplejos al ver la obra terminada desde una vista panorámica.

Te aseguro que esto es verdad, aun mejor, Dios promete que esto es verdad.

Dios promete un futuro y una esperanza. Promete gracia y sustento para cada prueba. Promete su presencia para contigo tan cerca como el latir de tu corazón y tu propio aliento. Promete nunca dejarte y nunca abandonarte.

Asi que deja que Dios tome tu dolor y temor a lo desconocido y que lo remplace con paz, templanza y confianza. Él conoce el camino de tu vida desde lo alto así como también la ruta que tomarás hacia tu trabajo el dia de hoy.

Si estas batallando el dia de hoy, yo tengo buenas noticias para ti. No te quiero arruinar el fin de la película pero, el final es hermoso y todo va a salir bien, y si aún no esta todo bien, entonces aun no has llegado al final.

Mi amigo Ben concluyó su carta con la cita de Job 23:10 que lee: “Mas él conoce mi camino; Me probará, y saldré como oro.” Lo que me dio a entender que Ben ya ha comenzado a ver su vida desde una perspectiva miles de pies en alto.

Puede que no lo veas, pero lo mejor está aún por venir. Así que dada nuestra tendencia a ver las cosas desde una perspectiva horizontal ¿como nos ayuda esto a vivir en el ahora?

Esto me ayudó a mí. Es un poema de Minnie Louise Haskins que llamó la atención del público en 1939 cuando la reina Isabel I le dio una copia a su esposo el rey Jorge VI (el mismo rey que el de la película del Discurso del Rey) y él citó este poema en una emisión de radio al imperio británico.

“Yo le digo al hombre que se paró frente a la puerta del año,

Ofreceme una luz para que pueda zarpar a lo desconocido,

Y él respondió, ve hacia la oscuridad y pon tu mano en la mano de Dios,

Esa será la tu luz más resplandeciente y más segura que un camino ya conocido.”

Salmos 16:11 dice: “Me mostrarás la senda de la vida, en tu presencia hay plenitud de gozo, delicias a tu diestra para siempre.”

Aquí hay 12 razones por las cuales Dios permite el sufrimiento:

  1. Para que Dios demuestre lo mucho que Él quiere algo (Santiago 1:3)
  2. Para que Dios nos motive a seguirlo (Hebreos 5:8)
  3. Para que podamos confortarnos los unos a los otros (2 de Corintios 1:6)
  4. Para prevenir que sigamos lastimándonos a nosotros mismos (2 de Corintios 12:7).
  5. Para mostrar su gloria (1 de Pedro 4:16).
  6. Para que podamos identificarnos con Jesús un poco más (Filipenses 3:10)
  7. Para que nuestra fe pueda crecer un poco más fuerte (1 de Pedro 5:10)
  8. Para que otros nos puedan ver nuestra resiliencia y así conocer a Jesús (2 de Timoteo 2:10)
  9. Para hacernos ejemplo de lo que es vivir confiados plenamente en Dios (Romanos 8:28).
  10. Para animar a otros a orar y depender solamente en lo que Dios puede hacer (2 de Corintios 1:10-11).
  11. Para enseñarnos a ir a Dios para cualquier cosa (Salmos 30:6-7).
  12. Para darnos una experiencia de la presencia de Dios y una gran historia para decirle a otros (Santiago 4:6-7).

Esta es la traducción de un artículo escrito por Bar Peil originalmente publicado en Crosswalk.com.

Traducido por Luz Mundial (Ernesto Santiago) . Revisada por Predicad.

por Bar Peil

Crosswalk.com

Publicado el 5 junio, 2016 en A sitios aliados, Autores y colaboradores, Bar Peil, Crosswalk.com y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: