ÉL ES NUESTRA FUERZA

Tú y yo vivimos en una época de mucha incertidumbre acerca del mañana. No sabemos lo que depara el futuro para la economía de los Estados Unidos ni para las otras naciones. Es posible que tengas un trabajo hoy en día, pero no hayninguna garantía de que todavía lo tengas el próximo año o incluso la próxima semana. Sin embargo, gracias a Dios que a nosotros, como creyentes en Cristo, se nos ha dado una increíble promesa de provisión, particularmente en un momento en que las provisiones parecen tan escasas. Considera las palabras del rey David en el Salmo 37: ” Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan. “(37:25).

Personalmente puedo dar fe de la verdad de este verso, después de haber sido testigo de la provisión tangible de Dios llegando a las vidas, las familias y los hogares de aquellos que han tomado la decisión de caminar en la justicia de Cristo.

El Salmo 37 continúa: “…tiene misericordia, y presta; Y su descendencia es para bendición. Apártate del mal, y haz el bien, y vivirás para siempre. Porque Jehová ama la rectitud, y no desampara a sus santos. Para siempre serán guardados” (37:26-28).

David escribió estas palabras en un momento de gran maldad. Aquellos que deseaban seguir a Dios se estaban volviendo ansiosos y tal vez incluso se airaban, al igual que vemos que sucede en nuestros días. Sin embargo, David sabía que la maldad siempre conduce a un final destructivo, y animó al pueblo de Dios a no perder ánimo en medio de tales tiempos difíciles. “Vi yo al impío sumamente enaltecido, y que se extendía como laurel verde. Pero él pasó, y he aquí ya no estaba; lo busqué, y no fue hallado.” (37:35-36). En otras palabras, aunque los malvados parecen tener la ventaja en casi todas las áreas, los tiempos de maldad se acabarán pronto.

David continuó: “Considera al íntegro, y mira al justo; porque hay un final dichoso para el hombre de paz. Mas los transgresores serán todos a una destruidos; la posteridad de los impíos será extinguida.” (37:37-38).

Y así se nos recuerda que no importa lo que esté sucediendo en el mundo que nos rodea, mientras vivamos para Dios y pongamos nuestra confianza en Él, encontraremos que… ¡Él es nuestra fuerza y nuestro libertador!

Por Carter Conlon
Carter Conlon se unió al equipo pastoral de la Iglesia Times Square en 1994, por invitación del pastor fundador David Wilkerson, y fue nombrado para el cargo de Pastor Principal en 2001.

Workchallenge

Publicado el 10 junio, 2016 en A sitios aliados, Autores y colaboradores, Carter Conlon, worldchallenge.org y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: