Archivo del sitio

Colección Cartas a Dios: Quiero Vivir a Diario

Querido Dios: 
Quiero vivir a diario tocando tu manto, besando tus pies, exaltando tu nombre, proclamando tu poderío, amor y misericordia.  Quiero vivir siendo un recipiente de tu amor, un instrumento de tu agrado y ser canal de bendición.  Quiero proyectar la paz, seguridad y libertad que da el sentirte en mi corazón.  Amarte sin límites ni tiempo determinado.  Dios mío quiero por siempre ser tuya, permanecer en tu abrazo, rodearme de tu presencia, cobijarme con tu unción.  Quiero ser dulce, determinada y decidida.  Caminar en pos de tus pisadas.  Quiero lograr cada sueño y cada meta que tienes para mi vida.  Brindar una mirada de confianza y un gesto de ternura a todo aquel que lo necesite.  Siempre dar una palabra de ánimo y confortante a todo aquel que lo necesite.  Tener la sabiduría para tomar las mejores decisiones sabiendo escuchar e identificar tu voz.  Lléname de tu alegría, de ese gozo que aún en medio de las tristezas, se desborda, te da fortaleza y serenidad.  ¡Te amo mucho Padre Celestial!  Por favor, que nunca me aparte de tu gracia y voluntad.  
De tu hija que te ama infinita y profundamente… 

By: Brendaliz Avilés

IMAGEN: DEVOCIONAL DIARIO

Anuncios

UNA CARTA DE DIOS PARA TI

Mi querida hija:

Lo primero que quiero hacerte saber el día de hoy es con cuánto amor te amo.  Un amor tan inmenso, infinito y profundo con el cual nadie jamás podrá amarte.  Fui yo quien te iba dando forma en el vientre de tu madre mientras ibas creciendo y desarrollándote dentro de ella.

Soy quien ha estado ahí, bajo cualquier circunstancia durante toda la trayectoria de tu vida.  En días claros como grises; bajo sol y bajo lluvia.  Cuando ha habido sombra y neblina o cuando ha salido el arco iris.  He estado a través de tus victorias y en aquellos episodios donde has experimentado la derrota.  Cuando todo ha sido exitoso, pero también cuando han llegado tragedias personales a tu vida.  Y esas tragedias te han hecho pensar que mi mirada se ha apartado de ti. Lee el resto de esta entrada

COLECCIÓN CARTAS A DIOS: Aún con mis alas rotas, voy a Volar

Colección Cartas a Dios: Aún con mis alas rotas, voy a volar

“Como un águila que despierta su nidada, que revolotea sobre sus polluelos, extendió sus alas y los tomó, los llevó sobre su plumaje”. (Deuteronomio 32:11)
Querido Dios:

Siento mis alas rotas.  Quiero volar, más cuando trato, caigo estrellada en el suelo.  Deseo tanto ascender muy lejos, ver el paisaje desde el cielo.  Yo no nací para estar en el suelo, con todo el corazón quiero surcar el firmamento libre y sintiendo el aire refrescando mi cuerpo. Lee el resto de esta entrada

Colección Cartas a Dios: EL PALPITAR DE TU CORAZÓN

Carta a Dios: El Palpitar de tu Corazón

Querido Dios:


Sentí el palpitar de tu corazón latiendo por mí. Cada latido tuyo gritaba mi nombre. Y yo al escucharlo resucitaba. Revivía como flor marchita cuando le rocían agua. Cada gota que sentía caer sobre mi vida me decía “te amo”, “eres muy preciada para mí” y mis pétalos volvían a lucir hermosos. Lloraba de emoción y mientras mis lágrimas corrían, tú no permitías que cayeran al suelo. Las ubicabas en un frasco especial que decía: “esas lágrimas serán recompensadas”. Lee el resto de esta entrada

Carta a Dios de Brenda Avilés

Querido Dios:


Yo sé que tu corazón está latiendo en el mío; de otra manera no podría continuar cuando mis pies y mi carne desfallecen. Cuando el dolor intenta consumir mis huesos y mi alma adolorida y angustiada, claman Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: