Archivo del sitio

Fuego por el Evangelismo

El descubrimiento del fuego marcó un adelanto en la evolución del hombre, aunque por mucho tiempo la única forma de obtenerlo era por la fricción de dos objetos duros, como las piedras. En la Palabra el Espíritu Santo está tipificado como fuego y quienes han recibido Su unción comprenden porqué. Nunca olvidaré una lección que me dieron cuando le entregué mi vida al Señor. Además de darme el HOLA (hablar, orar, leer y asistir) indispensable para la vida cristiana, me explicaron que la congregación era como una fogata con muchos leños ardientes y que yo era uno de ellos. Lee el resto de esta entrada
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: