Archivo del sitio

FÍJATE DE DONDE HAS CAÍDO

Tu pasado, con todas sus consecuencias, pueden ser transformadas por el poder sobrenatural de Dios; su Espíritu es capaz de operar cambios profundos y radicales en tu interior, reflejados en un cambio de pensamientos, Lee el resto de esta entrada

UN LLAMADO A LA SANTIDAD

Por Leonard Ravenhill – Youtube – Canal Matias Nicolas Matarazzo

“Ya no hay mas conciencia del pecado. Los predicadores han cambiado su vocabulario, y muchos de nosotros ya no llevamos la eternidad en cada una de nuestras palabras. Ya no hay mas sentimiento de culpa a nuestro alrededor. Ya no hay mas ‘adúlteros’; solo personas que tienen ‘aventuras’. Ya no hay ‘maldad’, sino ‘debilidad’. Ya no hay ‘iniquidad’ sino ‘fragilidad’.
El hombre mas miserable del mundo no es aquel que ha perdido un millón de dolares, o su memoria o alguna otra cosa… ¡El hombre mas miserable es aquel que ha perdido a Dios en su vida! ¿Hay algo mas desesperado que un hombre sin Dios en su vida?
Si no dejas que Dios destruya ese pecado en tu vida, ese pecado te destruirá a ti” (más…)

¿CAÍSTE DE NUEVO?

DESPUÉS DE TANTO TIEMPO…

Tarde o temprano comprobamos en carne propia nuestras tendencias pecaminosas; que aunque nos propongamos a no ceder ante alguna tentación, caemos vencidos por ella. De esto, el apóstol Pablo estaba más que consciente. Lee el resto de esta entrada

…TOMÓ A PEDRO, A JACOBO y A JUAN SU HERMANO…

Y SE TRANSFIGURÓ DELANTE DE ELLOS…

jesus-transfiguration_900_600_withoutgrow

 

MATEO 17 Lee el resto de esta entrada

UN PECADO TE DESTRUIRÁ

por Bob Jennings – YouTube canal I’ll Be Honest – Global

Bob-Jennings1

El pecado no es algo que se toma a la ligera. El pecado fue lo que puso al mundo en el peligro mortal en el que ahora se encuentra, fue el pecado el que crucificó al Hijo de Dios.

PDF: http://illbehonest.com/espanol/Un-Pec…

Lee el resto de esta entrada

En el Espíritu

Durante la revisión de Predicad, me tropecé con un comentario dejado por un visitante, administrador de otro blog. Decidí visitarlo para ver el contenido que publicaba, encontré un post que me parecía necesitaba de una respuesta que no supe dar. No encontré las palabras, tampoco sentí la fuerza del Espíritu cuando actúa y estuvo en borrador por 3 semanas hasta hoy. “Yo” no encontré palabras, pero el Espíritu pues sí. Y comencé (más bien, comenzó) a corregir, eliminar y redactar de nuevo.

“Al terminar la lectura, inmediatamente vino a mi memoria la última vez que me sentí así. Hace ya unos cuantos años, en medio de una situación tranquila, económica y familiarmente hablando, sin más complicaciones que las normales de toda familia, pero sin dolores de cabeza económicos, una situación, aunque sin riquezas, diría que holgada. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: