Archivo del sitio

¿PUEDO COMPRAR UNA BENDICIÓN?

Por Tim Conway – Youtube – I’ll be honest (canal)

Alguien pregunta, “¿qué haces si te encuentras en una iglesia donde se enseña que si traes tu ofrenda, básicamente puedes comprar una bendición? (más…)

¿VES COSAS QUE ABORRECEN A DIOS?

por Tim Conway – YouTube Canal Noé Neftalí González Mella

Aclarando el alcance de la Palabra, el compromiso que tenemos, que nos exige Dios a través de ella

timconway

(más…)

UN EMPUJONCITO A DIOS (?)

CVC La Voz

 

Un día Dios prometió  a Abram un  hijo, pues él ya era de edad avanzada y aún no había tenido un descendiente que era su mayor anhelo. (Génesis 15)

Pero como Sarai la mujer de Abram era ya mayor, se desesperó y le dijo a su esposo: Lee el resto de esta entrada

GÁLATAS 5:19-21, 22-23 Obras de la carne – Frutos del Espíritu

Gálatas 5:19-21 Obras de la carneobras de la carne maxresdefault

Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

 

Gálatas 5:22-23 Frutos del Espíritu

vozdealertacristianaMas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

OBRAS?

ubdavid.org

Jn 17:23 “yo en ellos y tú en mí. Así alcanzarán la perfección en la unidad, y el mundo conocerá que tú me has enviado y que yo los he amado a ellos como tú me amas a mí.”

Jn 14:20 “Aquel día comprenderán que yo estoy en mi Padre y ustedes están en mí y yo en ustedes.”

Gal 2:20 y ahora no vivo yo, es Cristo quien vive en mí. Todo lo que vivo en lo humano lo vivo con la fe en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mí.

 

Estos tres versículos develan el verdadero deseo de Dios. No se trata tan sólo de hacernos libres de pecado y por tanto merecedores, por Su gracia y misericordia, de Su perdón. Se trata de recibir el Espíritu Santo, que Jesús viva en nosotros y nosotros en Él, y que ello permita que nuestra actitud en la vida sea un testimonio. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: