Archivo del sitio

¿PUEDO COMPRAR UNA BENDICIÓN?

Por Tim Conway – Youtube – I’ll be honest (canal)

Alguien pregunta, “¿qué haces si te encuentras en una iglesia donde se enseña que si traes tu ofrenda, básicamente puedes comprar una bendición? (más…)

Anuncios

¿VES COSAS QUE ABORRECEN A DIOS?

por Tim Conway – YouTube Canal Noé Neftalí González Mella

Aclarando el alcance de la Palabra, el compromiso que tenemos, que nos exige Dios a través de ella

timconway

(más…)

UN EMPUJONCITO A DIOS (?)

CVC La Voz

 

Un día Dios prometió  a Abram un  hijo, pues él ya era de edad avanzada y aún no había tenido un descendiente que era su mayor anhelo. (Génesis 15)

Pero como Sarai la mujer de Abram era ya mayor, se desesperó y le dijo a su esposo: Lee el resto de esta entrada

GÁLATAS 5:19-21, 22-23 Obras de la carne – Frutos del Espíritu

Gálatas 5:19-21 Obras de la carneobras de la carne maxresdefault

Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

 

Gálatas 5:22-23 Frutos del Espíritu

vozdealertacristianaMas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

OBRAS?

ubdavid.org

Jn 17:23 “yo en ellos y tú en mí. Así alcanzarán la perfección en la unidad, y el mundo conocerá que tú me has enviado y que yo los he amado a ellos como tú me amas a mí.”

Jn 14:20 “Aquel día comprenderán que yo estoy en mi Padre y ustedes están en mí y yo en ustedes.”

Gal 2:20 y ahora no vivo yo, es Cristo quien vive en mí. Todo lo que vivo en lo humano lo vivo con la fe en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mí.

 

Estos tres versículos develan el verdadero deseo de Dios. No se trata tan sólo de hacernos libres de pecado y por tanto merecedores, por Su gracia y misericordia, de Su perdón. Se trata de recibir el Espíritu Santo, que Jesús viva en nosotros y nosotros en Él, y que ello permita que nuestra actitud en la vida sea un testimonio. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: