Archivo del sitio

¿POR QUÉ LAS PALABRAS TIENEN TANTO PODER?

AVANZAPORMAS

El Señor tan sólo habló y los cielos fueron creados. Sopló la palabra,   y nacieron todas las estrellas. Salmo 33:6 (NTV)

El poder de las palabras se remonta a la creación misma del universo. En el salmo 33:6 en la versión NTV dice: “El Señor tan solo habló y los cielos fueron creados” el poder omnipotente de Dios se despliega por medio de una orden pronunciada en una palabra hablada, el énfasis más fuerte del texto es contundente: El Señor tan solo habló. Dios no usó de movimientos, de fuerza, o de un ejército para que creará algo, tampoco llamó a los ángeles, sólo habló y de la nada los cielos fueron creados y nacieron todas las estrellas.

Cuando Dios creó al hombre lo hizo a su imagen y semejanza, y la misma autoridad de Lee el resto de esta entrada

Anuncios

¡CUIDADO CON LAS PALABRAS QUE DESTRUYEN!

Razones por las que el cristiano debe medir las consecuencias de todo lo que dice

palabras-que-lastiman_thumb5

La historia cuenta que fue ciego. De pueblo en pueblo iba compartiendo sus historias. Construía parábolas que gustaban a todos. Los niños le seguían y eran los primeros en formar un círculo a su alrededor cuando comenzaba a compartir cuentos y leyendas. A su prolífica inventiva se atribuyen La Odisea y La Ilíada, relatos de una muy elaborada prosa que describe las vidas de Ulises, Aquiles y sinnúmero de personajes mitológicos que a través de los siglos han deleitados a los lectores.

Me refiero a Homero, quien ejerciera una poderosa influencia en la filosofía griega. Lo que, al releer los libros, me llama poderosamente la atención, es mirar la forma como utilizaba el valor de las palabras… Lee el resto de esta entrada

¡CUIDADO! ¡ES PEQUEÑA PERO PELIGROSA…!

1247711455491_f lengua sujeta fotolog.com

 


Razones por las que el cristiano debe medir las consecuencias de todo lo que dice


La historia cuenta que fue ciego. De pueblo en pueblo iba compartiendo sus historias. Construía parábolas que gustaban a todos. Los niños le seguían y eran los primeros en formar un círculo a su alrededor cuando comenzaba a compartir cuentos y leyendas. A su prolífica Lee el resto de esta entrada

Agua esparcida…

Plumas

Un hombre empezó a esparcir rumores sobre uno de sus vecinos. En pocos días, todo el vecindario conocía los chismes, que no tardaron en llegar a oídos de la persona involucrada. Por supuesto ella se ofendió mucho y quedó muy dolida.

Con el tiempo, la persona que empezó a esparcir los rumores descubrió que lo que ella había dicho era completamente falso Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: