Archivo del sitio

MARÍA, SABÍAS QUE… (Tercer Cielo) Video Musical

por Tercer Cielo – YouTube canal amijk7rodriguez

Hermosa canción alusiva a la celebración de la Semana Mayor en la vida de Jesús, desde la dolorosa óptica de María, su madre. Sirva como recordatorio del enorme sacrificio hecho por Jesús, para nuestro beneficio. Abrió las puertas de los cielos para todo aquel que crea en Él y en que Su Padre le resucitó.María y Jesús niño

Y le sentó a Su derecha, poniendo a todos Sus enemigos por estrado de Sus pies, Su nombre sobre todo nombre, ordenando que toda rodilla se hinque ante Él, Su Hijo.

(más…)

Anuncios

Y SI HAGO LO QUE NO QUIERO,…

...no lo entiendo, no hago lo que quiero4b86a84a7fea6institutointerglobal.org

Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago.

Las palabras que contienen el título de esta reflexión forman parte de una declaración que el apóstol Pablo hizo con respecto a su propia naturaleza humana.
Veamos su contexto:

Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago.
Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena. De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí.

Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí.

Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.

¡Miserable de mí!
¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?

Romanos 7:15-24 Lee el resto de esta entrada

Señor, ¿Por qué has permitido esto?

¿Por que?
Ante la situación inesperada, extraña e incontrolable que Dios ha permitido, no discutas con él sobre su forma de proceder…
No discutas, porque no lo entenderás mientras dure el proceso.
Ahora no entiendes nada, será hasta después.

Lee el resto de esta entrada

La pérdida de un hijo

afrontar-la-muerte-de-un-hijo_7fo6m

SUPERAR LA PÉRDIDA DE UN HIJO

por Merce Castro

Nunca se está preparado para afrontar la pérdida de un ser querido, pero entre todas las muertes cercanas la más imprevisible y desgarradora es la muerte de un hijo. Para los padres resulta una de las experiencias más difíciles de la vida. Se encuentran desesperados, perdidos en un profundo desconsuelo y sin ganas ni energía para seguir viviendo Lee el resto de esta entrada

Corazón hueco

Una Historia basada en la vida real, una muchacha sufre la pérdida de su padre y en medio de una fuerte depresión encuentra el consuelo. (más…)

¡NO TEMAS MORIR! TU VIDA CONTINUARA…

Es lógico y natural que pensar en la muerte produzca tristeza y miedo. Humanamente hablando todos tememos “dejar de existir”, y buscamos por todos los medios alargar aunque sea unos 10 o 15 años más, pero que al fin de cuentas son una nada. El tiempo pasa rápido, y con él, nuestra propia vida. Lee el resto de esta entrada

¡¡¡PODRÍAN SER TUS ÚLTIMOS CINCO MINUTOS!!!

¡Alguien acaba de morir! Yo deseo que por los próximos cinco minutos, tú vivas como si esos fuesen los últimos cinco minutos para vivir; como si esos fuesen tus últimos cinco minutos de vida. Después de todo, en tu ciudad alguien morirá en los próximos cinco minutos. Muy bien podrías ser tú. ¿Por qué no?

En cinco minutos, cuando estés muerto, alguien colocará una sábana o quizás una frazada sobre tu cabeza. Una ambulancia vendrá a llevarte al hospital para hacerte una autopsia. Llamarán al encargado de la funeraria y se harán arreglos para colocarte en una tumba. Durante el funeral, la gente vendrá y derramará lágrimas sobre tu cuerpo sin vida. Mirarán y tocarán tu cara fría y sin expresión. Lee el resto de esta entrada

¡NO TEMAS MORIR! TU VIDA CONTINUARA…

Es lógico y natural que pensar en la muerte produzca tristeza y miedo. Humanamente hablando todos tememos “dejar de existir”, y buscamos por todos los medios alargar aunque sea unos 10 o 15 años más, pero que al fin de cuentas son una nada. El tiempo pasa rápido, y con él, nuestra propia vida. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: