¿Es Permitido el Divorcio para los Creyentes?

Pregunta:
Hoy en día el tema del divorcio es muy común. Lo más alarmante es que está sucediendo en parejas cristianas. ¿Cómo podemos aconsejar bíblicamente acerca del divorcio?

Respuesta :

¿Es el divorcio legítimo para los cristianos? Las opiniones al respecto varían, los mismos creyentes están divididos en cuanto a este asunto. En Mateo 5:31-32 y 19:9 Jesús parece justificarlo en ciertos casos. Pablo también ofrece esa opción en 1 Corintios 7:12-16.

Jamés A. Brooks, en su comentario al libro de Marcos, dice lo siguiente:

“El efecto de la enseñanza de Jesús es condenar todo tipo de divorcio contrario a la voluntad de Dios y dejar muy claro a sus discípulos que el ideal de Dios para el matrimonio es mucho más elevado. Los cristianos de todas las épocas han fallado en vivir de acuerdo a ese ideal del mismo modo que les sucedió a los antiguos judíos, y no hay razón para no pensar que la misma provisión para la imperfección humana que existió en los días de Moisés no existe todavía en nuestros días. Dios puede perdonar el divorcio como perdona otros pecados. El divorcio puede ser en ocasiones el menor de dos males, pero nunca agrada a Dios ni es bueno en sí mismo”.

En mi opinión creo que como Jesús y el Apóstol Pablo debemos ser sensibles a la persona o pareja que está considerando el divorcio como una opción. En tiempos de Jesús, un marido podía dejar a su mujer sólo porque la comida estaba quemada o porque le gustaba otra mujer más joven, la posición de Jesús respecto al divorcio, de alguna manera protege a la mujer de ser repudiada por su marido, por estas simples razones.

En nuestra sociedad actual, muchas mujeres sufren maltrato físico, verbal o emocional por parte de sus esposos, incluso mujeres creyentes casadas con hombres no creyentes (¡o hasta creyentes!) son victimas de este tipo de violencia ¿deben estar sujetas a servidumbre u obligadas a soportar este trato?

En el caso de matrimonios cristianos, creo que si ambos están comprometidos con el Señor, Él puede restaurar los aspectos que en su matrimonio están dañados, la oración y la consejería les serán de gran ayuda.

Por Verónica Domínguez García

DEVOCIONALES CRISTIANOS

N. de R.: Recuerde usted amigo lector, que no se trata de justificarnos ante el hombre, eso es relativamente fácil si no vivimos en el espíritu; se trata de justificarnos ante Dios, lo cual implica, incluyéndolo,  haber agotado todas las opciones humanas y divinas sin hallar una salida.

Siempre la salida más amplia es la incorrecta, la salida correcta es la más difícil de tomar. Se trata de consultar al Espíritu, seguir sus directrices por duras o amargas que parezcan, seguramente al final encontrará las mieles que retribuirán con creces los sacrificios hechos.

La palabra se lee y digiere en el espíritu, para ver y entender la verdad, y no desde la carne, que tergiversando su mensaje para convertirlo en una excusa o autorización que avale sus deseos.

Anuncios

Publicado el 26 septiembre, 2012 en DEVOCIONALES CRISTIANOS.ORG, Verónica Domínguez García y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: